B.k.s Iyengar

bks iyengar

Lo único que hago es presentar las cualidades profundas y ocultas del yoga ante vosotros. Eso ha dado lugar a que denominéis Yoga Iyengar a mi forma de práctica y enseñanza. Esa etiqueta se ha hecho popular y ampliamente conocida, pero lo que hago no es más que autentico yoga tradicional.

– B.K.S. Iyengar

¿Quién fue B.K.S. Iyengar?

Yogacharya Sri B.K.S. Iyengar, nuestro guru, vivio entre diciembre de 1918 y falleció en agosto de 2014.  Fue un extraordinario practicante de yoga: quien difundió las sutilezas del yoga a innumerables personas alrededor del mundo. Mediante su destreza en asana y pranayama fue capaz de abordar los aspectos profundos del yoga y guiar a sus discipulos a internarse en ellos, para comprender que la práctica del yoga no se reduce a una postura, sino que tiene como finalidad encontrar la paz y la felicidad en las acciones que realizamos.

Su vida

Su nombre completo fue Bellur Krishnamachar Sundararaja (BKS) Iyengar. Nació en el seno de una humilde familia brhamin el 14 de diciembre de 1918. Su padre, Sri Krishnamachar era un maestro de escuela. Durante su niñez fue víctima de malaria, fiebre tifoidea y tuberculosis, estas enfermedades hicieron que llevara una infancia plagada de dificultades, lo que se tradujo en una escolaridad discontinua. Su estado físico dificilmente se acercaba al de los niños de su edad.

A la edad de 16 años, fue introducido al yoga por su gurú Sri T. Krishnamacharya, quien estaba casado con una de sus hermanas, quien quiso ayudarlo a fortalecer sus debilidades físicas mediante la práctica de asana. Durante dos años aprendió de él, cuando éste residía en la ciudad de Mysore como invitado del Maharaja de esta ciudad. A la edad de 18 años, fue enviado a Pune por su gurú a enseñar y predicar el yoga ya que su maestro no conocía bien el inglés. Este viaje que le llevó a enseñar yoga e hizo, al mismo tiempo, que tuviera que separarse de su gurú y sus enseñanzas. Por este motivo, se vio obligado a experimentar en sí mismo, día tras día el conocimiento adquirido, y sobre él poder acumulando el nuevo conocimiento que le daba la propia experiencia. Fue su práctica honesta e intensa la que le ayudó a explorar y alcanzar la perfección en las asanas del yoga.

El 26 de enero de 1973, Guruji sentó las bases del Ramamani Iyengar Memorial Yoga Institute (RIMYI) en Pune, nombrado en honor a su esposa Smt. Ramamani Iyengar. El instituto fue inaugurado el 19 de enero de 1975. Desde ese momento sus hijos, Geeta y Prashant, han estado involucrados en la enseñanza del yoga, enseñando en el Instituto junto a Guruji.

Método Iyengar

A pesar de la resistencia de nuestro maestro Yogacharya Sri B.K.S. Iyengar en llamar “Método Iyengar” a su manera de practicar, es así como éste se ha popularizado alrededor del mundo, siendo reconocido mundialmente como uno de los profesores de yoga contemporáneo más importantes del siglo XX y a quien, todos los practicantes y seguidores del método lo llamamos cariñosamente, Guruji. A lo largo de su vida, guiado por su intuición, conocimiento y amor por el Yoga, Guruji desarrolló una manera particular de acercamiento a la práctica física de Yoga (asanas). Esto es lo que hoy llamamos “Método Iyengar”. Algunas de las características esenciales del método son:

  • Precisión: Hay especial énfasis en la correcta alineación del cuerpo en las asanas.
  • Secuencia / Terapia: El método trabaja desarrollando secuencias coherentes de asanas que parten desde lo más básico a lo más avanzado, preparando al practicante para poder acercarse con seguridad y comprensión a asanas más complejas. También se desarrollan secuencias que tienen finalidades específicas, como es el caso de secuencias particulares para casos terapéuticos como depresión, ansiedad, recuperación de lesiones, etc.
  • Tiempo: Las asanas se mantienen durante diferente cantidad de tiempo, dependiendo del objetivo a trabajar y de la secuencia.
  • Props: El método utiliza soportes, la mayoría de ellos diseñados por el mismo Guruji, para ayudar al practicante a llevar a cabo acciones que conducen hacia la comprensión profunda de cada postura.
  • Filosofía: El método está fundamentado en los Yoga Sutras de Patanjali, un texto fundacional del Yoga que nos entrega el trasfondo filosófico y espiritual de la práctica.
  • Integración: Cada una de las características anteriores nos permiten decir que el Método Iyengar es y puede ser practicados por todos.