Convención y Programa


 

II Convención Chilena de Yoga Iyengar

 unnamed

“Debes estar enraizado con fuerza. Tal es la primera ley. Después crece e imponte. En este momento, ábrete, estira tus brazos y siente lo que irradias alrededor, después trae el universo de vuelta a ti, siempre con la cabeza en alto, para tocar el sol. Sé profundo, amplio, alto, en verdad, un Árbol de Vida.”

(Lizelle Reymond)

 

 

La Asociación Chilena de Yoga Iyengar tiene por propósito velar por la mantención y difusión de las enseñanzas de Yogacharya Sri BKS Iyengar en Chile. Año a año, nuestra asociación se ha fortalecido, en lo humano y en lo institucional. Por ello, nos llena de felicidad estar realizando, por segundo año consecutivo, la Convención Nacional de Yoga Iyengar, que es el evento más importante del año para los practicantes de Yoga Iyengar de Chile.

 

El año 2016, realizamos nuestra I Convención Nacional de Yoga Iyengar en torno al tema de “Comunidad”, ya que aún nos sentíamos en una etapa inicial como Asociación. En esta etapa inicial queremos avanzar en el robustecimiento de nuestra comunidad de Yoga Iyengar, invitándolos a participar de nuestra II Convención Nacional, que tiene como tema central “Yama”.

 

Guruji BKS Iyengar hizo la analogía entre el Yoga y un árbol: dándole a cada miembro del primero un lugar metafórico en el segundo y señaló: “La raíz del árbol es Yama”.

 

Es sobre ellas que se erige el resto del árbol que conforma el Astanga Yoga de Patañjali. Esta idea nos motiva como Asociación para seguir creciendo, encontrando una raíz sólida y firme en estos “poderosos votos” para crear una  comunidad de practicantes de Yoga Iyengar que perdure en el tiempo, ya que, finalmente, todo lo que vemos de un árbol, es el reflejo de cuán profundas están sus raíces en el interior de la tierra.

 

¿Qué es Yama?

 

En el sutra II.31, Pantañjali define a Yama como “grandes y poderosas autorrestricciones (de la acción, la palabra y el pensamiento), universales, que no están condicionadas por el lugar, el tiempo, la circunstancia o el origen”.

 

Yama son las reglas éticas que nos ayudan a tener una buena vida en comunidad, son compromisos conductuales que afectan nuestra relación con los demás y con nosotros mismos. De acuerdo a Patañjali lo componen cinco preceptos:

  • AHIMSA

No violencia. No dañar por pensamiento, palabra o acción.

 

  • SATYA

Veracidad. Honestidad

 

  • ASTEYA

No robar por pensamiento, palabra o acción.

 

  • BRAHAMACHARYA

Celibato, restricción.

No desperdiciar la energía vital de ninguna manera.

 

  • APARIGRAHA

Renuncia al deseo de poseer. No codiciar.

 

En la tradición yóguica también se reconocen otros conceptos como parte de Yama:

 

Ksama: Perdón.

 

Dhriti: Intelecto estable.Desarrollar la habilidad de hacer nuestro deber con firmeza a pesar de las dificultades.

 

Daya: Compasión.

 

Arjava: Honradez.

 

Mitahara: Moderación en la dieta. Comprender qué es lo que nos nutre tanto física como espiritualmente.

 

Saucha: Limpieza interna y externa.

 

Yama también es el nombre del Señor de la Muerte. Guruji explica en su libro “La esencia del Yoga” (Vol.II) que éste “no es un personaje cruel, sino que se le considera símbolo de la rectitud que, sin que nos demos cuenta de ello, nos guía para que no comentamos actos pecaminosos. Así, la muerte no es una maldición sino que es una consejera que nos insta a vivir con pureza. Si el Sadhaka (practicante) es seducido por el mundo, cayendo en la trampa de sus defectos, su vida será entonces un caminar hacia la muerte del alma. Por eso Patañjali utilizó la palabra “Yama”, para englobar este conjunto de restricciones que constituyen el inicio del camino hacia la vida espiritual. Son de carácter restrictivas porque su objetivo es cultivar el carácter y educar a la naturaleza instintiva de la mente. En este sentido, los principios de Yama nos libran de la muerte mundana.”

 

Queremos invitarlos en esta convención a orientar la mirada hacia una cuestión básica de la práctica del Yoga: observar las raíces, nutrirlas, y así, crecer. Será una oportunidad para repasar y re-descubrir los Yama en comunidad, pues ellos constituyen un principio de unidad; son valores que nos unen fuera del mat porque: ¿Cuáles son las acciones por las que podemos ser reconocidos como practicantes de yoga, más allá de nuestra capacidad para practicar asanas y pranayama?

 

La invitación de esta Convención 2017 es a contestar esta pregunta en un encuentro comunitario en el que los Yama representen la guía hacia la respuesta. Un encuentro en donde podamos ver que, como practicantes individuales, somos parte esencial de la comunidad, y que es en nuestro corazón dónde debemos encontrar las semillas para que la práctica nos ayude a expandirnos y así ser un aporte para nuestra sociedad.

 

(Si aún no imaginas de qué trata una convención sigue este enlace que te puede ayudar con un video de resumen de la I Convención Nacional de 2016).

 

Sábado 28 de octubre

7.30 – 8.00 Llegada y bienvenida

8.00 – 9.00 Pranayama

9.00 – 9.15 Break

9.15 – 10.00 Inauguración

10.30 – 13.30 Práctica de Asana

Receso

15.00 – 18.00 Asana

 

Domingo 29 de octubre

7.30 – 8.00 Llegada y bienvenida

8.00 – 9.00 Pranayama

9.00 – 9.30 Break

9.30 – 12.30 Práctica de Asana

Receso

14.00 – 17.00 Asana

17.00 – 17.15 Cierre